En Cuba existen numerosos hoteles, unos más lujosos que otros y más caros también. Los encontrará cercanos a las zonas turísticas de cada provincia. Si busca pasar el tiempo con cubanos, descubrir más sobre sus características y costumbres, puede alojarse en casas particulares. Estas casas se identifican con un cartel azul simbolizado con un ancla al revés. El alojamiento en Cuba no es barato, comparado con otros lugares del mundo, pero los precios no pueden bajar mucho debido a que el mantenimiento de estas casas es caro y la licencia también.

Sus precios varían entre 15 y 45 cuc por noche, en dependencia de la temporada turística. Todas garantizan confort y comodidad al cliente.

Las mismas están autorizadas a rentar sus servicios a turistas, y deben pagar como antes mencionaba una licencia para dicha labor. Sin esta licencia es imposible rentar una casa en Cuba. Los precios de las casas generalmente son más baratos que un hotel, aunque en algunos casos, generalmente casas de lujo con piscina y otras comodidades, pueden superarlos.

Puede encontrarse hostales, que tienen varias habitaciones para distintos huéspedes y se comparten muchas cosas. Casi siempre a la hora de desayunar, almorzar o comer se reúnen todos y lo hacen sentados en una misma mesa. Tienden a ser más baratos.

Están las habitaciones independientes, que tienen baño incluido, con todas las comodidades garantizadas. El precio de estas casi siempre es mayor que el de los hostales, pero más barato que el de un apartamento independiente.

Un apartamento independiente, tiene un costo mínimo de 30 cuc por noche, esto varía en dependencia de las características y de la tan mencionada temporada.

Encontrar las casas de renta para turistas es tarea fácil. Basta con revisar los sitios webs que las promocionan, incluyendo este. Si desea hacer una reservación, habitualmente puede llenar un formulario con los datos que se piden como: Nombre y Apellidos, Dirección de correo, País, Número de huéspedes, Motivo del viaje, etc. En otras ocasiones, no hay tal formulario y debe contactar directamente al dueño de la casa por correo u otro medio de comunicación del que disponga.

Es necesario respetar el acuerdo de reserva con el dueño. Para que quede disponible en el período que reserve se deberán rechazar otros clientes que les coincidan las fechas con usted, por tanto traería pérdidas económicas dicha indisciplina para el propietario.