Es el primer hotel cinco estrellas plus de Cuba. Está situado en la manzana que forman las renombradas calles Neptuno, San Rafael, Zulueta y Monserrate, en el centro histórico, Patrimonio de La Humanidad, de la Capital de la Isla, declarada Ciudad Maravilla del Mundo Moderno.

El lujoso hotel está ubicado magníficamente. Se encuentra en el corazón mismo de La Habana Vieja, a pocos metros del Capitolio Nacional y el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso y está rodeado por el edificio de Arte Universal del Museo de Bellas Artes, El Parque Central, El hotel homónimo y el conocido Plaza, el mundialmente famoso Bar-Restaurante Floridita y la Plazoleta de Albear donde inicia la populosa Calle Obispo.

Fue erigido en la edificación que ocupara la otrora popular Manzana de Gómez, primer centro comercial cubano de estilo europeo, construido por una acaudalada familia cubana, la Gómez Mena, entre 1894 y 1917.La restauración inició en 2014, luego de ser aprobada por la Comisión Nacional de Monumentos y del Plan Maestro de la Oficina del Historiador de la ciudad.

El Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana, tiene una inteligente distribución que hace honor a su categoría. El lugar más atrayente es el sexto y último piso.En este nivel se encuentran un Bar-Restaurante que puede atender hasta 104 personas, la piscina, cuatro salas de negocios, una cafetería, un gimnasio o centro fitness, Spa con servicios de belleza y la terraza, una pasarela transparente con barandas firmes y fuertes que se despliega alrededor del edificio, desde la cual puede disfrutarse de una sobrecogedora vista panorámica de toda la ciudad antigua.

El sexto piso cuenta además con casilleros, baños, taquillas con duchas y salones que ofertan servicios de acupuntura y masaje. Desde cualquier punto de esta azotea pueden se despliegan ante los ojos del espectador todas las maravillas de la añeja urbe.

En la planta baja se hallan establecimientos que expenden productos de reconocidas marcas como Lacoste, Mango y Gucci, además de las populares Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD) Caribe y las del Grupo Empresarial CIMEX, que también existían allí cuando el edificio era la Manzana de Gómez.

El segundo piso, por otra parte, cuenta con 40 habitaciones, dobles 10 de ellas; un restaurante para desayunar y un bar que mira hacia su similar, el emblemático Floridita, uno de los siete mejores del mundo. Los tres restantes niveles contienen dormitorios exclusivamente.

¿Otras cosas que admirar en el cinco estrellas plus habanero? Todos sus muebles sanitarios son ahorradores de agua, todos los televisores inteligentes, en cualquiera de sus espacios se puede acceder a internet y tiene una acústica excelente, gracias a los cristales dúplex de sus ventanas, las luminarias son de tecnología LED y contienen sensores de presencia; la atención de primera es garantizada por un personal experimentado y cuidadosamente seleccionado.

¿Qué opinas de esta construcción? Déjanos tu comentario y no olvides compartir y regalarnos un “Me gusta” para publicar más artículos como este.